22 octubre, 2018

Beneficios para la Salud

Hacer sesiones regulares en un sauna, un baño turco, baño de vapor o temascal brinda múltiples beneficios a nuestra salud: desintoxica la piel, purifica el organismo, dilata los bronquios, regula la presión sanguínea y mejora el ritmo cardiaco y circulatorio. Hay que tener en cuenta que no es recomendable para todas las personas. Consulte primero a su médico.

 Circulación

Regula tu ritmo cardiaco, regula la presión y flujo sanguíneo.

Elimina toximas y minerales pesados.

Mejora la circulación del sistema cardiovascular.

 

 Respiración

Dilata las vías respiratorias y limpia los pulmones, mejorando la respiración.

 

 Estimulante de la Piel

Dilata los poros.

Hidrata, limpia y renueva tu piel.

Mejora la respuesta al sudor.

 

 Alivia el dolor

Alivia el dolor y las molestias en músculos, tendones, huesos y articulaciones.

Ayuda a combatir el insomnio.

Alivia las molestias de la artritis. El vapor puede reducir los efectos de la artritis reumatoide.